Jardín de piedras | cómo hacer

Para los amantes de los jardines, aquellos que siempre están pensando en que elemento pueden introducir para seguir decorando y mejorando ese espacio, quizás agregar un pequeño espacio de jardín de piedras sea la solución perfecta.

Para crear un jardín de esta naturaleza, por supuesto debe empezar por diagramar donde estará situado y que formas le quiere dar, de modo de saber que cantidad de roca comprar y de que tamaños. El sitio más barato es una cantera, o bien puede traerse rocas específicas de la playa, que aparte ya vienen “diseñadas” por la erosión del agua.

Es importante ver donde se ubicará, porque se puede aprovechar la construcción del mismo para utilizarlo para otros fines, por ejemplo el drenaje del agua los días de lluvia. Por ejemplo la piedra caliza absorbe el agua, reteniéndola temporalmente de modo de contribuir a que no se inunde el jardín. También los caminos de grava ayudan a orientar al agua hacia el desagüe.

El punto cumbre de un jardín de piedras es el darle el detalle final con plantas que aporten el color verde dentro de tanta monotonía de grises. No es cuestión de sobre llenar el espacio sino de dar el detalle justo que actúe de punto focal del sitio.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

  1. tatiana dice

    hola, estoy pensando en renovar mi pequeño jardín, quiero incluirle piedras pequeñas -en lugar de zacate- pero he escuchado que si se utiliza piedrillas debe tratarse el suelo poniendo un plástico con perforaciones para que haya ventilación… pero quisiera saber cómo se hace, qué se debe hacer… GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *