Decorar habitaciones juveniles pequeñas

Si la habitación de tu hijo tiene un tamaño reducido y quieres que tenga todo lo necesario en ella como una cama, un escritorio, una o varias estanterías y un armario y te es imposible porque el espacio es reducido, aquí vamos a darte una serie de ideas que pueden ayudarte e inspirarte.

Colores para habitaciones juveniles pequeñas

Si el dormitorio es pequeño, puedes pensar que el blanco es tu única opción. Sin embargo, si te gusta el color, hay maneras de incorporarlo sin que el espacio parzca abrumador.

Utilizados correctamente, los colores profundos en una habitación pequeña pueden camuflar el tamaño del espacio. Puedes usar colores que calman o te hacen sentir como si estuvieras en un espacio acogedor. Incluso el color rojo puede funcionar muy bien. Elegir muebles, cortinas y accesorios que combinen o complementen el color de la pared.

Si prefieres azules o verdes, los puedes combinar con tonos neutros profundos, puedes usar diferentes tonos del mismo color en las molduras, pisos, alfombras y cortinas. Esto ayudará a darle una sensación más unificada al dormitorio. Algunos colores muy profundos, como el carbón y taupe, harán que los ángulos desaparezcan de la vista, ampliando visualmente el espacio. También puedes elegir colores de alto brillo para reflejar la luz en el espacio. También puedes pintar una de las paredes de un tono más oscuro, seto la hará retroceder visualmente, por lo que el espacio parecerá más grande. Otro truco muy utilizado en decoración es pintar un patrón de rayas o de plantilla en una de las paredes para crear un punto focal y desviar la atención al tamaño del dormitorio.

Colores para habitaciones juveniles pequeñas 2

Los tonos tierra y neutros son una opción frecuente para habitaciones pequeños. Tonos neutros pueden hacer retroceder la pared visualmente a un segundo plano, haciendo que la habitación parezca más grande y traer más atención a los accesorios en la habitación.

4 3

El color blanco puede funcionar bien en un dormitorio pequeño, pero ten cuidado con el blanco rígido, ya que puede hacer que cualquier habitación se sienta fría. Los tonos suaves tipo crema, mantequilla o marfil son buenas opciones, al igual que los blancos con un toque de gris, verde, azul o incluso rosa. Decora con accesorios en tu color favorito. El blanco es generalmente la mejor opción para el techo de una pequeña habitación. Sin embargo, un azul muy pálido, es también una buena opción para hacer que un techo parezca más alto.

Dormitorios juveniles abatibles o muebles en niveles

Puedes probar con camas o sofás abatibles o con muebles de varios niveles ya que se aprovecha el doble de espacio. Por ejemplo, en la parte de arriba del mismo, a la que se accede a través de una escalera, tenemos un escritorio, una estantería, dos armarios y una cama. Así, el espacio que queda hasta el suelo, lo aprovechamos para colocar otros dos armarios, un total de seis cajones y otra cama.

755

Se coloca el escritorio justo debajo de la cama. De esta forma, la cama y el escritorio ocupan el mismo espacio en el dormitorio.

Dormitorios juveniles abatibles o muebles en niveles

Ésta es otra magnífica opción para decorar habitaciones juveniles pequeñas: colocar una cama sobre la otra, y el espacio que queda desde ésta hasta el suelo, aprovecharlo para colocar estanterías y cajones.

757

O una cama abatible como la que vemos a continuación, que se puede levantar y formando parte de las cajoneras y la repisa, ahorrando mucho espacio y a la vez es muy decorativa.

751

Otras propuestas ofrecen cama, escritorio y armarios en una sola pared.

753

Otras ideas para habitaciones infantiles pequeñas

Para convertir tu dormitorio en un refugio cómodo y de ensueño, te mostramos más ideas prácticas y técnicas de decoración y almacenamiento inteligente.

Crear un Punto Focal

Cada habitación necesita un punto focal, un lugar llamativo que establece una jerarquía de modo que no se ve el todo a simple vista. Muchas veces, el punto focal es la cabecera de la cama, que se puede mejorar con bonitas almohadas. En un pequeño espacio, el ojo también puede ser atraído por la ventana. En lugar de dejar que estos dos elementos fuertes compitan por la atención, coloca la cama delante de la ventana para combinar coherentemente. O, vestir un elemento – la cama o la ventana – de manera neutral, para que uno se aleje y el otro pueda tomar el centro del escenario.

Mantener el espacio abierto

Puede ser tentador comprar la cama más grande posible. Pero hacer esto en un espacio pequeño tiende a dar la sensación de espacio más estrecho aún. Es mejor optar por una cama con baja estatura que no ahogue la habitación, como una plataforma con lugar para almacenamiento debajo.

Usar almacenaje inteligente

En espacios estrechos, cada centímetro cuadrado es almacenamiento potencial. Claro, puedes esconder cajas con suéteres debajo de la cama, pero recuerda utilizar una colcha larga para disimular las cajas debajo de la cama. Coloca una silla otomana con almacenamiento debajo de la ventana para guardar la ropa o zapatos extra. Usa una mesita de noche para ganar espacio en los cajones. Aprovecha al máximo el armario siendo muy organizada. Y buscar un espacio en la pared donde se puede colgar una estantería.

Te puede interesar:

Decorar dormitorios juveniles con mucho color

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

  1. juan pedro dice

    Hola me a encantado la cama litera con el escritorio debajo me gustaría saber donde lo venden y el precio
    Gracias

  2. Andrea dice

    Me ha fascinado el mueble de dos pisos con el escritorio en la “planta” superior, ¿podrían decirme dónde puedo encontrarlo y el precio que tiene? muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *