Centros de mesa con flores y velas

Si existen dos elementos para la decoración del hogar que poseen un atractivo inigualable y un precio accesible, pues estos son las velas y las flores. Ya es un clásico utilizar a las mismas para hacer arreglos y decoraciones de centros de mesa, tanto en fiestas y ocasiones especiales, así como también para la mesa diaria de toda la semana.

Las velas ofrecen una mística relajante, muchas veces vienen con propiedades especiales, justamente para ocasiones especiales, haciendo énfasis con sus más variados colores y combinaciones, así como también con sus formas.

Las flores han sido desde siempre, la decoración natural más atractiva que existe. Son la combinación perfecta para los sentidos de la vista, el olfato y el tacto y sobre todo, son un regalo gratuito que una vez al año nos regala alguna planta de nuestro jardín.

Cada estación tiene sus plantas que dan flores, y estas flores sus colores característicos que se pueden combinar con colores opuestos de velas para contrastar y lograr centros de mesa realmente atractivos, dependiendo de la ocasión. Se puede optar por rojos fuertes y oscuros con velas violetas para una cena romántica, o bien velas en verde combinadas con jazmines, para una decoración para toda la semana.

Sin dudas que las posibilidades son infinitas, pero hoy nos inclinaremos por una idea en especial, que implica sumergir a medias tanto las velas como las flores en un tazón de cristal con agua. Os dejaremos aquí una pequeña muestra de centros de mesa hechos en base a velas y flores para que decidan por ustedes mismos.

Relacionados con Centros de mesa con flores y velas

Una Respuesta para “Centros de mesa con flores y velas”
  1. María Teresa

    Realmente los felicito, me resulta interesante todo especialmente me impactaron los arreglos florales ya que trato de interiorizarme cada día, por dedicarme a aprender para pronto trabajar en lo que es mi gran pasión por las flores y los diseños. Que el éxito los acompañe siempre y cada día nos otorguen más conocimiento, muchas gracias…

Deja un comentario